APUNTES 05 COP28_UAE: Algunos activos que deja el actual gobierno, algunos desafíos para el nuevo. ¿Se podrá jugar al “escepticismo climático”?

Todo el proceso que se viene durante los próximos dos años, descripto en alguna entrada previas, derivará principalmente en la adopción de una nueva NDC 2030 y 2035, tarea que deberá asumir el nuevo gobierno. Es una situación con bastantes incertidumbres dado los conceptos negacionistas que ha manifestado reiteradamente Javier Milei, el presidente electo. Durante su mandato se deberán adoptar decisiones que son cada vez más cruciales y determinantes en relación a la política climática, lo que define nuestras metas de emisiones, nuestro acceso al financiamiento y nuestros vínculos comerciales y relaciones internacionales en general.

En mi opinión, el escepticismo climático del nuevo gobierno deberá ir cediendo en la medida en que deje de dialogar en circuito cerrado con su círculo intenso y deba interactuar con el mundo real y concreto. El pragmatismo hará que se adopte una política climática, la que podrá variar en su calidad y grado de convicción, pero difícilmente haya marcha atrás respecto de lo hecho.

En base a esa percepción quiero destacar tres elementos que a mi juicio constituyen la herencia que recibe el nuevo gobierno y que constituyen un activo positivo que deja el gobierno saliente.

NDC (Contribución Nacionalmente Determinada)

La meta actual que Argentina tiene comprometido ante la convención es llegar al año 2030 con 349 MtCO2eq (millones de toneladas de CO2 equivalentes). A esta meta se llegó a lo largo de un proceso que arrancó en 2015 y tras sucesivos ajustes llegó a este último valor en 2021.

El gobierno saliente tuvo la convicción de llevar la NDC a un valor acorde a lo que se espera para un país como Argentina y dado el contexto de las NDC de otros países. Aún reconociendo que la misma, seguramente, deberá volver a ajustarse acorde a la evolución de las negociaciones. Bueno, ese momento ha llegado.

Linea aul: emisiones históricas. Fuente: elaboración propia

La actual NDC resulta insuficiente y deberá ser mejorada. Aún así, observemos que la misma obliga a que toda expansión de la economía argentina debe sr neutral en emisiones, es decir, debe ser cero emisiones o si algún sector crece en emisiones deberá ser compensado por algún otro.

Para el Climate Action Network la NDC argentina es “Critically Insufficient” lo que muestra que la actual NDC tendrá fuertes presiones y razones para que sea sustancialmente modificada.

The “Highly insufficient” rating indicates that Argentina’s domestic target in 2030 needs substantial improvements to be consistent with the Paris Agreement’s 1.5°C temperature limit. If all countries were to follow Argentina’s approach, warming would reach over 3°C and up to 4°C.

Climate Action Tracker

De todos modos, la elaboración de la NDC y su justificación creo que constituye un activo que recibe la próxima administración y sobre la cual deberá trabajar en los próximos 2 años.

Plan de Transición Energética 2030

El PTE 2030 es un plan que se presentó este año por el medio del cual el sector de la energía compromete una línea de acción de modo tal de tener como objetivo al 2030 generar emisiones por 175,3 MtCO2e.

Sobre este plan he realizado algunos apuntes en los que considero una meta apropiada, aunque existen dudas en algunos subsectores para cumplir sus metas, tales como es el caso de nuclear.

Creo que esta hoja de ruta del sector de la energía necesita un plan similar para analizar y proponer un camino para el resto de los sectores de la economía, como industria, agricultura o deforestación. Esto es así porque, al 2030 el sector energético aporta unos 10,2 MtCO2e de reducciones de emisiones. El total nacional a reducir es: 366 MtCO2e – 349 MtCO2e = 17 MtCO2e.

Quiere decir que de esos 17 MtCO2e que se deben reducir para 2030, unos 10,2 son aportados por el sector de la energía. Hay unos 7 MtCO2e que deberán reducirse en los otros sectores de la economía. Es decir que deberán realizarse estudios sectoriales por fuera de la energía para poder diseñar políticas que permitan obtener esa reducción aún faltante. Esto tan sólo para cumplir con la NDC (2021), para el caso de una nueva NDC, la tarea de mitigación deberá ser aún más exigente.

Los valores sectoriales son los siguinetes:

Sector%Emisiones
MtCO2e

(2018)
reducción
(2030)
Sector de la Energía51187-10
Agricultura, Ganadería y otros usos de la tierra39143?
Procesos Industriales y Usos de Productos622?
Residuos415?
TOTAL100366-17
Cuadro de síntesis de las emisiones y reducciones planteadas

Reitero, este insumo es un activo que el próximo gobierno deberá complementar de manera urgente y, por supuesto, cumplirlo estrictamente.

Estrategia Nacional del Hidrógeno

Hace pocas semanas se presentó este documento que es nuestra “Hoja de Ruta” para el hidrógeno. A lo largo de un proceso llevado adelante por la Secretaría de Asuntos Estratégicos de Nación y que se extendió a lo largo de los últimos dos años, se explicita por primera vez algunas consideraciones estratégicas y un horizonte para el desarrollo del hidrógeno en Argentina.

La ENH tuvo un proceso de elaboración que reunió fundamentalmente la mirada de distintos organismos del Estado y diferentes ministerios para articular este plan de acción. Contó con la participación de algunos sectores de la producción, pero en líneas generales, ha sido bastante módica la participación privada. A pesar de estas deficiencias, que se nota en su contenido, la Estrategia constituye un insumo o un activo con que el próximo gobierno deberá retomarla discusión y la elaboración de su política en torno al desarrollo de la industria del hidrógeno.

Algunas de las metas de la ENH que se destacan y nos indican su relevacncia:

Fuente: Estrategia Nacional para el Desarrollo de la Economía del Hidrógeno (2023)

El próximo gobierno deberá tomar la posta que deja la ENH y deberá iniciar el proceso legislativo para darle forma a una norma nacional para el desarrollo del hidrógeno para los cual ya existe un incipiente trabajo legislativo que ha derivado en diversos proyectos que esperan su análisis y tratamiento en las cámaras.

Con sus aciertos y defectos, el gobierno saliente deja algunos activos interesantes para estructurar una política climática, un piso interesante para el proceso de descarbonización que será crítico en cada uno de los próximos 4 años.

Compartir

Todavía no hay comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.